Inicio » Escritos

Baduel y la coyuntura militar

6 noviembre 2007

Por: Alejandro Peña Esclusa
6 de noviembre de 2007

De lado oficialista, se afirma que Baduel es un traidor, por oponerse a la reforma constitucional. Del lado opositor, que el ex ministro nos tiende una emboscada, por mandar a votar, a pesar de que el CNE hace trampa.

Pero poco importa lo que se piense de Baduel o de sus verdaderas motivaciones. Lo que importa es que su pronunciamiento refleja el descontento existente dentro de las Fuerzas Armadas.

Se trata de un General en Jefe, que hasta hace pocos meses ostentaba el más alto cargo militar, por lo que todavía mantiene contacto estrecho con oficiales activos, quienes –seguramente– le manifestaron su rechazo a la reforma.

Esto no significa que los cuarteles se alzarán en armas para impedirla; sino que, de recibir la orden de reprimir al pueblo, muchos oficiales se negarán a cumplirla, produciéndose así una fractura militar.

Ciertamente, Chávez cuenta con un pequeño grupo de matones –militares, policías y círculos bolivarianos– dispuestos a reprimir violentamente marchas y concentraciones; pero no cuenta con suficientes elementos para neutralizar una protesta descentralizada; es decir, miles de focos de protesta simultáneos, en todo el territorio nacional.

Corresponde a la sociedad civil actuar inteligentemente y organizar las protestas de forma tal que los matones del régimen no se den abasto, colapsando así su capacidad represiva.