Inicio » Nosotros

Nosotros

Orígenes de Fuerza Solidaria

Fuerza Solidaria es una asociación civil sin fines de lucro, registrada en mayo de 2001. Tiene sus orígenes en la acción política desarrollada desde 1983 por su fundador, Alejandro Peña Esclusa, quien avizoró desde entonces una crisis social  en toda América, producto de modelos económicos equivocados.

En 1988, Peña Esclusa y sus colaboradores presentaron un plan de desarrollo a treinta años para hacer de Venezuela una potencia industrial, comenzando con la construcción de grandes obras de infraestructura y la promoción del desarrollo científico y tecnológico. Su objetivo era reactivar la economía, generar empleo masivo y mejorar las condiciones de vida de los venezolanos.

En 1990, Peña Esclusa advirtió que, de no solucionarse los problemas sociales en Iberoamérica, particularmente de pobreza, grupos subversivos vinculados al castro-comunismo aprovecharían el descontento popular para tomar el poder en la región. En efecto, ese mismo año se creó el Foro de Sao Paulo, organización que agrupa todos los movimientos izquierdistas de Iberoamérica (1).

En mayo de 1995, fecha en que Hugo Chávez se inscribe en el Foro de Sao Paulo, Peña Esclusa comenzó una campaña para advertir el peligro que significaba Chávez como agente del castro-comunismo en Venezuela.

En 1998, Peña Esclusa lanzó su candidatura independiente a la Presidencia de la República, con el objetivo de acceder más fácilmente a los medios de comunicación y así profundizar su mensaje y sus advertencias.  En noviembre de 1998 escribe: “Una transnacional del terror, autodenominada el Foro de Sao Paulo, dirigida por Fidel Castro y conformada por criminales, narcotraficantes y asesinos, pretende tomar a Venezuela por asalto muy pronto y utilizar nuestro territorio para exportar Revolución Cubana a toda América Latina. El instrumento para materializar este macabro plan es Hugo Chávez Frías”. Ese mismo año Peña Esclusa publica una versión actualizada de su programa de desarrollo “Cómo hacer de Venezuela una potencia industrial”.

Entre 1999 y 2001, en apenas dos años de gobierno, Chávez puso en práctica un acelerado plan de cubanización, confirmando así las advertencias de Peña Esclusa.

En mayo de 2001, se fundó Fuerza Solidaria, para alcanzar los objetivos expresados en sus estatutos: “Promover el mejoramiento de las condiciones de los venezolanos en todos sus aspectos: material, económico, moral y espiritual. Elaborar programas destinados a convertir a Venezuela en una nación desarrollada e industrializada, sacándola  del subdesarrollo en que se encuentra. Y defender los principios y valores contenidos tradicionalmente en la identidad del pueblo venezolano: la libertad, la igualdad de oportunidades y la solidaridad, entre otras”. Sin embargo, el logro de estos objetivos es incompatible con el castro-comunismo, por lo cual Fuerza Solidaria dirigió sus esfuerzos a ampliar y organizar la resistencia contra la cubanización de Venezuela.

(1) Ver artículos Radiografía del Foro de Sao Paulo y El Foro de Sao Paulo a los 16 años de fundado

Aporte Intelectual

Fuerza Solidaria afirma que, para derrotar a este régimen castro-comunista, caracterizado por el uso intensivo de la manipulación ideológica, no son suficientes las acciones políticas, como las marchas y concentraciones; se requiere también de una respuesta filosófica y programática. Un régimen comunista sólo puede ser enfrentado por un movimiento con un contenido ideológico de fondo.

El estudio de la filosofía y la forma de actuar del adversario, así como el conocimiento de los predecesores históricos del régimen chavista le ha permitido a Fuerza Solidaria adelantarse a los acontecimientos, advertir mediante artículos, escritos y folletos con años de antelación lo que vendría, ser la pionera en las acciones de calle, y plantear estrategias efectivas de acción, tal como la explicada en el libro 350 “Como salvar a Venezueela del castro-comunismo”.

Dado que el Régimen pretende tergiversar la identidad del pueblo venezolano, para así imponer un modelo castro-comunista, Fuerza Solidaria ha realizado investigaciones sobre los orígenes históricos y conceptuales de nuestra identidad, a fin de fortalecerla y afianzarla. El resultado de esas investigaciones está planteado en diversos artículos y en el libro El Continente de la Esperanza.

Fuerza Solidaria también estudió cómo los países industrializados alcanzaron su desarrollo, detectando que esas experiencias podían ser reproducidas con éxito en Venezuela. Los hallazgos fueron publicados en una serie de revistas bimestrales –once en total– tituladas Fuerza Productiva, cuyas portadas y contenido pueden leerse en el link anterior. En esos escritos se encuentra la base conceptual para solucionar los problemas de pobreza en Venezuela, y fomentar el desarrollo e industrialización de toda la región.