Inicio » Noticias

UnoAmérica responde al gobierno boliviano

4 September 2009

Versão portuguesa

http://www.unoamerica.org/unoPAG/noticia.php?id=573

Álvaro Garcia y Evo Morales

Álvaro Garcia y Evo Morales

Bogotá, 5 de septiembre.- La Unión de Organizaciones Democráticas de América, UnoAmérica, condena de la manera más categórica el calumnioso comunicado emitido ayer por el gobierno boliviano en contra de nuestra organización.

Las declaraciones del vocero presidencial, Iván Canelas, reflejan el nerviosismo que siente el gobierno ante la nueva acusación que UnoAmérica introdujo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Mientras que el gobierno boliviano inventa mentiras para tratar de desprestigiarnos, UnoAmérica respalda sus aseveraciones con hechos fehacientes y con pruebas sólidas, las cuales están en posesión de la CIDH.

En las dos acusaciones presentadas ante la CIDH -la primera en junio y la segunda el miércoles pasado- UnoAmérica documenta lo siguiente:

-Evo Morales, Álvaro García Linera y Juan Ramón Quintana, planificaron y ordenaron la ejecución de la masacre de Pando, incurriendo en delitos de lesa humanidad.

-De la forma más cínica y perversa, el gobierno boliviano culpó de la masacre a la oposición, para justificar la persecución y el encarcelamiento de sus adversarios, y para apoderarse militarmente del departamento de Pando.
-En el manejo del juicio sobre lo ocurrido en El Porvenir y Cobija, el gobierno cometió gravísimas irregularidades -las cuales lo incriminan aún más- que van desde la sospechosa muerte del fiscal encargado del caso Pando, Mario Mariscal, hasta el robo de expedientes y la radicación del juicio fuera de la jurisdicción que le corresponde.

Al sentirse descubierto por su actuación en Pando, el gobierno boliviano decidió “huir hacia adelante”, orquestando una nueva masacre, esta vez en el Hotel Las Américas.

Al respecto, UnoAmérica sostiene que, pese a que -ciertamente- Rózsa y sus colaboradores mantenían vínculos oscuros y actitudes sospechosas, el gobierno pudo haberlos detenido e interrogado, como ordena la Ley. Sin embargo, decidió ejecutarlos a sangre fría, para luego inventar la tesis del “magnicidio” y de las presuntas “acciones terroristas“.

De esta forma, el gobierno de Evo Morales “mató tres pájaros de un tiro”: Primero, armó un escándalo para desviar la atención de la masacre de Pando; segundo, incriminó a UnoAmérica -sin presentar prueba alguna- para desprestigiar el informe que estábamos realizando; y tercero, achacó a la oposición cruceña los crímenes -reales o figurados- que cometería Rózsa en el futuro y, con esa excusa, inició una razia contra el liderazgo cívico, político y empresarial de Santa Cruz.

Esta maniobra también ha tenido repercusiones en lo electoral, mientras el MAS se concentra en la campaña, la oposición se ve forzada a invertir su tiempo y su energía en defenderse de la persecución del gobierno. Esto es, sin duda, una forma indirecta de cometer fraude electoral (aparte de las irregularidades en el padrón).

UnoAmérica no se dejará amedrentar por las calumnias del gobierno boliviano y seguirá documentado -con pruebas- la responsabilidad de Evo Morales y la de sus colaboradores inmediatos en la masacre de Pando.