Inicio » Escritos

Peña Esclusa agradece al Congreso del Paraguay

27 July 2011
Alejandro Peña Esclusa

Alejandro Peña Esclusa

Caracas, 27 de julio de 2011

Honorables
Miembros de la Cámara de Diputados
República del Paraguay
Asunción.-

Tengo el honor de dirigirme a ustedes con el fin de manifestarles mis más sinceros sentimientos de agradecimiento por la
Declaración emitida el pasado 7 de julio, mediante la cual instan al Gobierno de Venezuela a ordenar mi liberación.

Constituye un hecho de gran relevancia que un Parlamento de América Latina se haya pronunciado de manera unánime -77 votos a favor y 0 en contra- sobre la violación de los derechos humanos de un ciudadano en otra nación, lo cual demuestra que el derecho internacional humanitario se ha convertido en un tema de vital importancia, que además no está limitado por fronteras. Los venezolanos valoramos profundamente que las diversas corrientes políticas del Paraguay hayan coincidido en un tema de orden moral, que no depende de ideologías.

Quisiera enfatizar que vuestro pronunciamiento fue determinante para que el Gobierno de Venezuela entendiera que mi encarcelamiento -así como el de otros prisioneros políticos venezolanos- le ocasionaba un daño irreparable a su imagen internacional y, como consecuencia, ordenara mi liberación.

El pueblo de Venezuela agradece que el Congreso de una nación hermana se preocupe por las violaciones de los derechos humanos en nuestro país, porque eso de alguna manera reduce las posibilidades de que siga ocurriendo en el futuro.

Durante los próximos meses se llevará a cabo mi enjuiciamiento, sobre el cual los mantendré informados con detalle; pero mientras tanto, gracias a su oportuna intervención, podré disfrutar de una libertad condicional, luego de un año de permanecer encerrado en un calabozo de 6 metros cuadrados, sin poder recibir el tratamiento médico que requiero.

Jamás tendré palabras suficientes para agradecer vuestra preocupación por la causa de la democracia, la libertad y la defensa de los derechos humanos. Confío salir airoso del juicio que me espera, para poder viajar al Paraguay y agradecerles personalmente este gesto de solidaridad.

Aprovecho la oportunidad para reiterarles un saludo muy afectuoso, extensivo al hermano pueblo paraguayo.

Muy atentamente,
Alejandro Peña Esclusa