Inicio » Noticias

La audiencia de Peña Esclusa será el 27 de enero

18 enero 2011
Alejandro Peña Esclusa

Alejandro Peña Esclusa

Caracas, 18 de enero.- La audiencia preliminar sobre el caso del dirigente político venezolano Alejandro Peña Esclusa se efectuará el próximo 27 de enero.

Peña Esclusa se encuentra ilegalmente detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) desde el pasado 12 de julio, cuando un comando de 20 hombres armados irrumpió en su casa y se lo llevó preso.

El caso de Peña Esclusa está plagado de irregularidades, entre ellas:

1. El allanamiento se produjo como resultado de declaraciones suministradas por un presunto terrorista salvadoreño detenido en Venezuela, Francisco Chávez Abarca, en las que implicaba a Peña Esclusa en un supuesto complot contra el Estado. Se violó el debido proceso judicial; primero, porque Chávez Abarca no dio las declaraciones en un tribunal, como corresponde según la ley, sino en la sede del SEBIN; y segundo, porque el salvadoreño fue extraditado de inmediato a Cuba, sin ser juzgado en Venezuela, pese a estar involucrado -según el gobierno- en un complot para desestabilizar el Estado. Se presume que fue extraditado para que su testimonio no pudiese ser desvirtuado en un juicio o para que no pudiese ser investigado a fondo.

2. El allanamiento al hogar de Peña Esclusa también violó el debido proceso; primero, porque se detuvo y se esposó a Peña Esclusa sin ser previamente imputado (es decir, fue considerado culpable aún antes de comenzar el allanamiento); segundo, porque el Director de Inteligencia del SEBIN, David Colmenares, lo acusó públicamente ante las cámaras de televisión sin haber sido imputado; tercero, porque no se permitió la asistencia de su abogado (presente en la puerta de entrada), pese a estar explícitamente indicado en el Código Orgánico Procesal Pena (COPP); cuarto, porque cinco de los funcionarios no estaban autorizados judicialmente para ingresar al apartamento, lo cual está expresamente prohibido y vicia de nulidad el allanamiento; y quinto, porque los funcionarios invadieron todos los ambientes del apartamento de manera simultánea y sin presencia de los dueños, lo cual permitió la “siembra” ilegal de evidencia.

En una gaveta del escritorio de la hija menor de Peña Esclusa, de 8 años de edad, los funcionaron sembraron explosivos tipo C-4 con sus correspondientes detonadores. Los funcionarios aprovecharon la oportunidad para robar dinero en efectivo, prendas, equipos electrónicos y otros objetos de valor.

El día anterior al allanamiento, el semanario La Razón publicó un artículo advirtiendo que el SEBIN allanaría la casa de Peña Esclusa. Dos días antes del allanamiento, el propio Peña Esclusa dejó grabados un video y una conversación teléfonica advirtiendo que el gobierno intentaría implicarlo ilegalmente en el caso Chávez Abarca. En el supuesto negado de que Peña Esclusa fuese capaz de guardar explosivos en su casa; es lógico suponer que los habría retirado previo a un allanamiento que ya estaba avisado públicamente.

El tribunal de la causa ordenó el juicio en reclusión, pese a haber sobrados elementos establecidos en el COPP para realizar el juicio en libertad.

Los abogados defensores de Peña Esclusa introdujeron dos recursos de nulidad; el primero, porque el expediente fue asignado “a dedo”, contraviniendo la ley; y el segundo, por las irregularidades cometidas durante el allanamiento. También recusaron al juez, porque se expresó públicamente en contra del acusado, aún cuando el juicio no ha comenzado.

El ex candidato presidencial Alejandro Peña Esclusa es un férreo opositor a Chávez; que desde hace quince años viene denunciando verbal y Judicialmente sus nexos con las FARC. Al momento de su detención, Peña Esclusa dirigía un equipo internacional de abogados que acusaría a Chávez ante la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad.

Durante la audiencia preliminar se decidirá si Peña Esclusa va a juicio o no; y, en caso afirmativo, si el juicio se lleva a cabo en libertad o en reclusión.