Inicio » Noticias

UnoAmérica pide la destitución de Insulza

2 July 2009

Chavez e Insulza

Chavez e Insulza

Bogotá, 2 de julio.- La Unión de Organizaciones Democráticas de América, UnoAmérica, pidió hoy la destitución del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, por su “desastrosa gestión al frente de ese organismo multilateral”.

En un comunicado enviado hoy a los medios de comunicación, UnoAmérica criticó duramente el comportamiento de Insulza durante la crisis hondureña, alegando que se trata de un conflicto que pudo haberse evitado, puesto que llevaba más de tres meses de gestación. “Sin embargo, Insulza hizo caso omiso de las numerosas señales de alarma”.

UnoAmérica, una plataforma que agrupa a ONGs de toda América Latina, afirma que: “Durante el mandato de Insulza, la OEA se ha pervertido y desfigurado, convirtiéndose en una herramienta para apuntalar dictadores y para debilitar los factores democráticos de la región; contrariando su razón de ser y de existir. Basta recordar algunos episodios recientes para darse cuenta que algo muy podrido está ocurriendo dentro de la OEA”, dice el comunicado. Seguidamente hace el siguiente recuento:

En marzo de 2008, en lugar de felicitar colectivamente al presidente Álvaro Uribe por dar de baja al peor criminal del continente americano -Raúl Reyes- la OEA le reclamó haber incursionado en territorio ecuatoriano. Posteriormente, Insulza desestimó la información contenida en los computadores de Reyes, pese al peritaje realizado por la INTERPOL.

Insulza no se inmutó cuando Chávez, Morales y Correa, modificaron ilegalmente las constituciones de sus respectivos países para permanecer indefinidamente en el poder. Tampoco le importó que Chávez y Ortega hayan cometido fraudes electorales, pese a los reclamos bien fundamentados de los factores democráticos de Venezuela y Nicaragua. Para Insulza, los maletines cargados de petrodólares venezolanos que financian campañas electorales en todo el continente no existen.

En el año 2007, Insulza obstaculizó los intentos para condenar a Chávez, luego del inaceptable cierre del canal de televisión RCTV. Posteriormente, en abril de 2008, en una audiencia ante el Congreso estadounidense, Insulza negó que Chávez tuviese vínculos con grupos terroristas, pese a sus evidentes nexos con las FARC y con el gobierno forajido de Ahmadinejad. En esa oportunidad, Chávez elogió públicamente al Secretario General de la OEA, por su “digna actitud”.

Nada ha dicho Insulza sobre las persecuciones que actualmente lleva a cabo el gobierno de Evo Morales contra los opositores bolivianos, alegando que todos son “terroristas” y “separatistas“, cuando lo único que buscan es la descentralización administrativa (autonomía). Tampoco se ha pronunciado sobre la responsabilidad de Morales en la masacre de Pando, a pesar de las numerosas evidencias que demuestran que fue una agresión planificada y ejecutada por el Alto Gobierno.

“Pero la gota que derrama el vaso” -afirma UnoAmérica- “es la reciente decisión de la OEA que permitiría al régimen totalitario cubano incorporarse al seno de la organización. La medida contrasta notablemente con la enorme presión que ejerce la OEA sobre el pueblo hondureño, por haberse librado de un presidente golpista. Inexplicablemente, la OEA no se pronuncia sobre la grosera injerencia de Chávez en los asuntos internos de Honduras, ni sobre sus amenazas de enviar tropas a esa nación centroamericana”.

Según UnoAmérica, “La metamorfosis que ha sufrido la OEA se debe a que quince presidentes latinoamericanos pertenecen al Foro de Sao Paulo, organización creada por Lula da Silva y Fidel Castro en 1990, para reagrupar a los sectores de izquierda que habían quedado huérfanos, luego de la caída del muro de Berlín; y a la cual pertenecen las FARC y el ELN. Al menos otros siete países de la región -ubicados en el Caribe- dependen del petróleo que les envía Venezuela. El propio Insulza pertenece al Partido Socialista de Chile, miembro fundador del Foro de Sao Paulo”.

“Son tantas y tan graves las actuaciones condenables de Insulza, que lo más conveniente para la paz y la estabilidad de la región es que sea cesado de su cargo”.

Finalmente, UnoAmérica invitó a “todas las personalidades, gremios, sindicatos, partidos, academias, y demás organizaciones democráticas de América, a rechazar la gestión de Insuza, y a pronunciarse a favor del pueblo, el Congreso y la Corte Suprema de Justicia de Honduras, por haber salvado la democracia de las pretensiones totalitarias del ex presidente Zelaya”.

ww.unoamerica.org