Inicio » Escritos

Alejandro Peña Esclusa y su gran labor por la democracia hemisf’érica

13 August 2010

Versão portuguesa

Gustavo Coronel, geólogo venezolano

Por: Gustavo Coronel

Actualmente en prisión por ordenes del déspota venezolano, Hugo Chávez, Alejandro Peña Esclusa ha sido desde hace varios años uno de los más efectivos campeones de la democracia latinoamericana. Aunque se opone firmemente a Hugo Chávez, su estrategia no se ha limitado a adversarlo en Venezuela sino que se ha extendido a toda la región latinoamericana, que es el verdadero campo de batalla entre la democracia y el despotismo. En la región Peña Esclusa se ha dedicado a combatir los groseros intentos intervencionistas de Hugo Chávez y sus pródigas donaciones de dinero a líderes corruptos. Para combatir a Chávez, Peña Esclusa ha ido tejiendo alianzas con grupos democráticos en cada país, hasta el punto de tener una red de oganizaciones afiliadas a su movimiento que ya sobrepasa ciento cincuenta. Esas organizaciones están en todos los países de América: en Bolivia, Colombia, Argentina, Honduras, Brasil, en todos los sitios donde la batalla entre el despotismo chavista y la democracia es particularmente intensa. La estrategia regional de Peña Esclusa lo ha convertido en el líder de la oposición venezolana mejor conocido en toda la región. Sus libros sobre el Foro de Sao Paulo han desenmascarado a los pseudos líderes democráticos del hemisferio, exponiendo su hipocresía, en especial a Lula Da Silva.

Alejandro Peña Esclusa - Foto: Jordi Romeu

Por supuesto, era cuestión de tiempo para que el régimen chavista pusiera en marcha su acción represiva contra Peña Esclusa. Ya le estaba causando mucho daño con sus prédicas sistemáticas y muy bien pensadas. En los diversos países del hemisferio ya era recibido Peña Esclusa como un legítimo campeón de la democracia y apreciado por la opinión pública. Tal fue el caso en Honduras, donde fue recibido por el Presidente Micheletti, en la media luna de Bolivia donde es visto como un gran aliado, en Argentina, donde las fuerzas anti-Kirchner lo han recibido con agrado, en El Salvador, donde se opuso por la prensa y la TV a la intromisión chavista e influyó en los resultados finales del proceso electoral, el cual ha representado una amarga derrota para los extremistas finnciados por Chávez.

Un buen dia, hace unas semanas, la residencia de Peña Esclusa y de su familia, esposa y pequeñas hijas, fue allanada por los malandros de la policía chavista. Entraron a la fuerza, plantaron explosivos en lo sitios donde, presumiblemente, las niñas los utilizarían para hacer bombas y se llevaron preso a Peña Esclusa. Desde entonces ha estado detenido, con restrición severa de su capacidad para defenderse. En la Venezuela del déspota los derechos humanos de la oposición no existen.

La detención de Peña Esclusa es mucho más dañina para Chávez que para Peña Esclusa. Aunque una detención es siempre traumática su figura se ha visto agigantada por su encarcelaminto, mientras que la figura del payaso represivo se ha visto aún más empequeñecida y despreciada po los demócratas latinoamericanos.

Pedimos la libertad inmediata de Alejandro Peña Esclusa. Fuera el déspota venezolano del poder.