Inicio » Noticias

“A mi esposo, Peña Esclusa, se lo llevó preso la policía política de Venezuela”

13 July 2010
"El Helicoide" sede del SEBIN

"El Helicoide" sede del SEBIN

Ayer 12 de Julio nuestro hogar fue allanado por la policía política de Venezuela SEBIN en un procedimiento infame porque fueron colocados en el apartamento supuestos explosivos para inculpar a Peña Esclusa en actos violentos.

Los hechos son los siguientes:

Una comisión de la SEBIN, conformada por no menos de trece funcionarios, se presentó en el apartamento donde nos encontrábamos mis tres menores hijas mi esposo Peña Esclusa, y yo.

El fiscal del ministerio público no permitió que yo llamara a un abogado, y tampoco aceptó la participación de otros testigos diferentes a los dos hombres que ellos trajeron a la puerta de mi casa. Yo no pude constatar si, efectivamente, estos dos ciudadanos fueron “llamados cuando transitaban por la calle” a subir a nuestro apartamento para participar como testigos.

Los policías insistían que permaneciera junto a los testigos para supervisar el registro de los dormitorios que realizaban tres funcionarios. Lo cual hice, mientras que el resto de la comisión pululaba impunemente por el resto de la residencia sin que yo pudiera hacer nada para observar a trece personas simultáneamente.

Cuando salimos de los dormitorios y comenzó el registro en el área delantera del apartamento observé que habían colocado un supuesto explosivo dentro de la gaveta del escritorio de mi niña de ocho anos, ubicado en el corredor frente a la cocina.

Solicité la presencia de nuestro abogado, quien se encontraba en la puerta del apartamento, y el fiscal del ministerio público no lo dejó entrar para observar el estado de mi esposo, las condiciones en que se encontraban mis tres niñas, mucho menos se le permitió constatar que el acta de allanamiento estuviera ajustada a derecho.

Por tanto, queda claro que este es un juicio político, que pretende infundir miedo, a los opositores en un momento en que el país reclama explicaciones y justicia al gobierno. Pero hombres como mi esposo no son pocos en Venezuela, tengo la suerte de estar casada con un patriota, que ama a Venezuela y además es excelente padre de familia, esposo, amigo, e hijo.

En este momento, están en mi mente personas como los comisarios de la policía metropolitana, la jueza Afiuni, Franklin Brito, y muchos otros presos políticos que en este momento de angustia se me escapan. Tengan la seguridad que todos ustedes están allí para algo que Dios ha querido, para purificar a Venezuela de tanta maldad y que estas ideas de amor, paz y libertad pronto florecerán con una gran victoria.