Inicio » Escritos

Dos conceptos sobre la unidad opositora

15 May 2010

Existen dos conceptos diferentes para entender el significado de la palabra “unidad” en las filas de la oposición.

El primero lo representa la llamada Mesa de la Unidad, conformada por los partidos políticos; el segundo está representado por la sociedad civil.

El primero considera que la unidad consiste en lanzar candidatos únicos en cada región, municipio o circunscripción; el segundo piensa que significa aunar esfuerzos para lograr un cambio de gobierno cuanto antes.

El primero busca una solución única y exclusivamente por la vía electoral; el segundo entiende que el CNE está secuestrado y, por tanto, hay que acudir a cualquier otra solución pacífica, democrática y constitucional, y no sólo a la electoral.

El primero no tiene premura, cree que podemos esperar hasta el 2012 para un cambio de gobierno; el segundo considera que Chávez está destruyendo el país a pasos tan agigantados, que no podemos darnos el lujo de esperar dos años más.

El primero actúa como si el gobierno fuese democrático, aunque con visos autoritarios; el segundo cree que Chávez es un dictador, que jamás entregará el poder pacífica y voluntariamente.

A pesar de las diferencias entre una visión y otra, todavía hay tiempo de conciliar. Los partidos son indispensables en esta lucha, pero no pueden darse el lujo de seguir a espaldas de la sociedad civil o de desconocer la evidente realidad.

Es hora de llegar a un gran acuerdo nacional en torno a un imperativo histórico: Chávez no puede seguir gobernando a Venezuela; porque no tiene ni la capacidad intelectual, ni la preparación profesional, ni la aptitud psicológica.

La supervivencia de nuestra nación depende de ese sencillo -pero vital- acuerdo nacional.