Inicio » Escritos

“El general Naranjo no miente”

5 March 2008

English version

Publicado en: Diario de América

Caracas, 5 de marzo de 2008

Señor
Dr. Álvaro Uribe Vélez
Presidente de la República
Palacio de Nariño
Bogotá, Colombia.-

En respuesta a la información extraída de las computadoras incautadas a las FARC, donde se vincula a Hugo Chávez con esa organización terrorista, distintos voceros del gobierno venezolano han reaccionado, diciendo que se trata de una patraña. Pero lo cierto es que toda la información presentada por el director de la Policía colombiana, general Oscar Naranjo, ya había sido denunciada públicamente desde hace años.

En julio de 1998, basándome en información fidedigna que había recibido en ese entonces, denuncié públicamente que el candidato presidencial Chávez había recibido financiamiento de la narcoguerrilla colombiana, lo cual fue reseñado profusamente en la prensa nacional.

Eran tantos los elementos que vinculaban a Chávez con la guerrilla, que el 1 de noviembre de 1998 edité un informe, cuya introducción decía textualmente: “Desde antes del 4 de febrero de 1992, Chávez ha sido –y es todavía– una herramienta de Fidel Castro y de la guerrilla latinoamericana, quienes pretenden utilizar el hierro, el petróleo, y el aluminio venezolanos, así como la influencia geopolítica de nuestro país, para extender la Revolución Cubana a toda América Latina”.

El 17 de noviembre de 1999, el dirigente del ELN, Pablo Beltrán, sostuvo una entrevista en la cadena televisiva Globovisión, donde afirmó que Chávez y el ELN formaban parte de una misma organización: el Foro de Sao Paulo.

En julio de 2000, elaboré un folleto titulado “Hugo Chávez: el candidato de la guerrilla colombiana” donde expuse los vínculos de Chávez con las FARC. El contenido del folleto está digitalizado y disponible en la pagina electrónica de la asociación que presido [1].

El 27 de julio de 2000, introduje un escrito en la Fiscalía General, solicitando enjuiciar a Chávez por traición a la Patria –entre otros motivos– por ordenar la entrega de dinero a la guerrilla colombiana. El texto completo del escrito está disponible en la mencionada pagina [2].

Como podrá darse cuenta, la información extraída de la computadora de alias Raúl Reyes representa una confirmación de lo que ya se conocía. Por tanto, no se trata de una patraña, como alegan los voceros del gobierno venezolano, sino de una sólida comprobación.

Es justamente eso –la comprobación de los hechos– lo que motiva a Chávez a buscar un conflicto internacional; porque, al quedar al descubierto, necesita una crisis externa para encubrir su complicidad con el terrorismo.

El argumento de Chávez, basado en la defensa de la soberanía es –además de falso– hipócrita. Falso, porque a él no le corresponde defender el territorio ecuatoriano; e hipócrita, porque si alguien ha violado la soberanía de otras naciones es precisamente Chávez, al apoyar abierta y descaradamente a sus aliados políticos en otros países, lo cual le ha valido numerosas denuncias, algunas de ellas consignadas en la OEA.

En resumen, la reacción desproporcionada de Chávez se debe en primer lugar, a que ha muerto un amigo cercano y camarada político; y en segundo lugar, porque quiere encubrir su responsabilidad sobre sus vínculos con una organización terrorista y narcotraficante que –paradójicamente– comete graves crímenes no sólo en Colombia, sino también en Venezuela.

Finalmente, quisiera llamar su atención sobre una carta abierta que escribí al pueblo colombiano hace más de tres años, específicamente el 25 de enero de 2005, donde advertí textualmente que: “Dado que el gobierno colombiano ha logrado desmantelar la tercera parte de las FARC y el ELN, y amenaza con derrotarlas definitivamente, el Foro de Sao Paulo ha puesto en marcha un plan continental para derrocar al Presidente Álvaro Uribe. El plan consiste en, primero, realizar una campaña de desprestigio contra Uribe, con la participación de todos los miembros del FSP en América Latina, para debilitarlo políticamente; y, segundo, usar a Venezuela como instrumento de choque contra el gobierno colombiano, para crearle una grave crisis interna” [3].

La emboscada que sufrió ayer su gobierno en la reunión de la OEA es consecuencia del plan arriba mencionado, porque Daniel Ortega, Evo Morales y Rafael Correa, no sólo son miembros del Foro de Sao Paulo (al igual que las FARC), sino que llegaron al poder gracias al apoyo directo de Chávez.

Esto explica que, en lugar de felicitarlo por la exitosa operación militar que neutralizó a uno de los peores criminales del mundo, pretendan desestabilizarlo y forzarlo a ceder frente a las exigencias del narcoterrorismo.

Aprovecho la oportunidad para reiterarle mi más sincero reconocimiento por la excelente labor que realiza y para reafirmarle que el pueblo venezolano rechaza el comportamiento bélico de Chávez.

Alejandro Peña Esclusa
Presidente de Fuerza Solidaria


1 http://fuerzasolidaria.org/?p=1379

2 http://fuerzasolidaria.org/?p=1385

3 http://fuerzasolidaria.org/?p=2109