Inicio » Escritos

Mintiendo sobre las FARC

19 septiembre 2007

Graca Salgueiro

Graca Salgueiro

Desde su fundación hasta completar 15 años, el Partido de los Trabajadores (PT) hizo norma negar la existencia del Foro de San Pablo, creado por Lula y Fidel Castro, en 1990 y cuando las denuncias hechas por el filosofo y periodista Olavo de Carvalho empezaron a ganar mayor difusión y aparecieron más denunciantes, la alternativa que ese partido ha encontrado fue sacar el sitio del aire. Durante largo tiempo PT ha jugado de gato y el ratón con los estudiosos del tema exhibindo y sacando el sitio del Foro cuyo link es ese: www.forosaopaulo.org.

En la solemnidad del 15 aniversario, finalmente el presidente Lula admitió no solo la existencia del Foro como también el éxito que la organización habría obtenido al elegir 9 presidentes en Latinoamérica. Sin embargo, él hablaba a una platea selecta de militantes izquierdistas y no se dio cuenta que dicho discurso seria publicado integralmente en el sitio de la Presidencia de la República. Lapso cometido, era necesario tocar la pelota adelante. Empezaron a admitir que dicha organización existe pero no con poder político y carácter deliberativo en todo el continente sino como un “encuentro de partidos izquierdistas que se reunen para cambiar ideas e informaciones, meramente consultivas”.

Entre los días 31 de agosto y 2 de septiembre pp., el PT ha realizado su III Congreso Nacional y ha concebido un video institucional donde habla sin embages en la existencia del Foro de San Pablo sin, empero, citar quienes son sus miembros. No voy aludir a esa parte porque varios buenos articulistas ya escribieron con respecto a eso.

En el clímax de la campaña del primer mandato de Lula el 2002, el entonces “asesor a la prensa extranjera”, Giancarlo Summa, afirmaba con todas las letras y simulada convicción que ni Lula ni el PT tenían alguna relación con las FARC, y que el Foro de San Pablo y el PT “se encuentran para conversaciones a intervalos regulares”. Dicho de esa forma, el lego va creer que esos encuentros son tan sencillos y edificantes como encuentros de clases de colegio para poner al tanto las novedades. Sin embargo, la Resolución 9º del X Encuentro del Foro de San Pablo, ocurrido en La Habana el 7 de diciembre de 2001, decide con claridad: “Ratificar la legitimidad, justeza y necesidad de la lucha de las organizaciones colombianas y solidarizarnos con ellas”, resolución referente a las narcoguerrillas FARC y ELN que ha sido firmada por todos partidos miembros, incluso su fundador, el PT.

La semana pasada tuve conocimiento de un dato importante. Se trata de la renovación del registro de dominio del Foro de San Pablo que se constata en el link http://who.is/whois-org/ip-address/forosaopaulo.org/:

Domain Name: forosaopaulo.org

Status: OK

Registrar: eNom, Inc. (R39-LROR)

Expiration Date: 2009-08-17 22:40:50

Creation Date: 2000-08-17 22:40:50

Last Update Date: 2007-08-17 21:05:24

Registrant Contact Information:

Name: NULL NULL

Organization: Partido dos Trabalhadore – Dir

Address 1: Rua Silveira Martins, 132

City: Sao Paulo

State: SP

Zip: 01019000

Country: BR

Phone: +55.1132596979

Email: dominios@insite.com.br

Quienes deseen más detalles les basta acceder al link apuntado pero, como se puede ver, el sitio fue creado el año 2000, renovado el 17 de agosto de 2007 y se extingue el 17 de agosto de 2009. El titular de esa cuenta es el propio PT que ha llevado toda su vida negando la existencia de la organización. Mientras tanto, a pesar de eses “detalles” asaz reveladores, el sitio continúa indisponible a las visitas pero creo que esa indisponibilidad es limitada a los no afiliados a los partidos miembros porque no hay sentido de pagar por un dominio y no usarlo. ¿Cómo hacer la difusión de las deliberaciones a la militancia que no ha participado de los Encuentros y de las reuniones del Grupo de Trabajo? Ellos de algún modo deben tener acceso a los datos allí constantes.

Bueno, puesto eso, veamos porque el público ‘alienigena’ no puede conocer lo que pasa (o se trama) en dichos eventos. El 15 de marzo de 2005, Aluísio Mercadante hizo un pronunciamiento en el Senado rechazando las acusaciones que el PT habría creado un “Comité de Solidaridad con las FARC” y se referió al seudo cura Oliverio Medina como a un desconocido y no alguien ligado a su medio. Decía él: “El Partido no ha patrocinado ningún montaje de comité de solidaridad porque nosotros no nos asociamos a organizaciones que practican secuestros como esos que ocurrieron en Colombia. Nos manifestamos públicamente contrarios al secuestro…”. (http://www.mercadante.com.br/pronunciamentos/pronunciamento_165.html).

El 16 de enero de 2007, en ocasión del XIII Encuentro del FSP en El Salvador, la Comisión Internacional de las FARC envía una carta a los “compañeros” y dice a cierta altura: “Al no podernos hacer presentes en tan importante evento entregamos a ustedes este documento con nuestros puntos de vista, y agradecemos de antemano el tenerlo en cuenta en las deliberaciones” (http://www.farcep.org/?node=2,2513,1). El 30 de abril de 2007, el Comandante Raúl Reyes envía personalmente una carta a Lula donde agradece por la concesión del status de “refugiado político” a Oliverio Medina (http://www.farcep.org/?node=2,2852,1). Y el 30 de julio de 2007, nuevamente la Comisión Internacional de las FARC se dirige al Grupo de Trabajo del FSP, por ocasión de una reunión: “Compañeros Mesa Directiva del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo”. “Nos reunimos en un momento muy importante para el avance político y social de nuestro Continente”. (…) “La consolidación de las revoluciones cubana, venezolana y boliviana nos aseguran que el futuro de América Latina y el Caribe se encamina por los cambios en beneficio de los pueblos”. (http://www.farcep.org/?node=2,3098,1).

¿Comprenden Uds. porque el sitio del Foro de San Pablo no puede ser visitado por cualquier fisgón? Perciben la contradicción entre el discurso de Mercadante y los de las FARC? Cuando no había como negar más u omitir la existencia de dicha organización, y tras la noticia insistir en lanzar sospechas sobre la participación de las FARC dentro de nuestro territorio, el Partido de los Trabajadores (PT) no le ha quedado otra alternativa sino revelar la existencia de la organización aunque no ofreciendo permiso a que sus mayores secretos fueran revelados; estos permanecen puestos bajo siete llaves pero no para aquellos que estén dispuestos a investigarlos y denunciarlos.

Autor: Graça Salgueiro