Inicio » Escritos

Relanzan al Foro de Sao Paulo

20 May 2008

Versão portuguesa

Por: Alejandro Peña Esclusa

Del 22 al 25 de mayo, en Montevideo, se realizará el XIV Encuentro del Foro de Sao Paulo (FSP), con el objetivo declarado de “relanzar” esa organización, que agrupa a todos los movimientos de izquierda de América Latina.

Para lograrlo, los miembros del FSP –fundado en 1990 por Fidel Castro y Lula da Silva– quieren ante todo “limpiar” su prontuario, ocultando que entre sus socios fundadores se encuentran nada menos que las FARC y el ELN. No sólo omiten ese minúsculo detalle, sino todo su pasado, porque la página web del Foro de Sao Paulo (www.forosaopaulo.org) se encuentra convenientemente inaccesible desde hace varias semanas. En esta etapa, sólo les interesa resaltar que cuentan entre sus miembros a doce presidentes latinoamericanos, incluyendo su nueva adquisición, Fernando Lugo.

En el documento que sirve de base para el XIV Encuentro, titulado “La Izquierda de América Latina en el Nuevo Tiempo – La Riqueza de la Diversidad”, los miembros de Foro de Sao Paulo adelantan cuáles serán algunas de sus conclusiones: Condenar a Uribe, por haber dado de baja a Raúl Reyes, argumentando –claro está– la violación de la soberanía de Ecuador; y rechazar el referendo autonómico de Santa Cruz, repitiendo la calumnia sobre los planes del “Imperio” para desmembrar a Bolivia. Es de esperarse que también descalifiquen el informe de la INTERPOL, puesto que muchos de los miembros del Foro aparecen en el computador de las FARC.

El Foro de Sao Paulo confiesa –sin ruborizarse– que pretende crear una “Organización de Estados Latinoamericanos, que excluya a EEUU y que incluya a Cuba”; a la vez que se jacta de tener entre los suyos al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza. “En la OEA –dice el documento– que otrora fuera el ministerio de Colonias de EEUU, también se produjeron cambios sustanciales. Para la secretaría general fueron eliminados tres candidatos sucesivos impulsados por EEUU (el costarricense Rodríguez, el salvadoreño Flores y el mexicano Derbez) y se impuso un candidato impugnado por Washington”; o sea, Insulza.

El FSP también propone crear una OTAN latinoamericana, dizque para dirimir conflictos, pero cuyo verdadero objetivo es apoyarse mutuamente, incluso con el uso de las armas, en situaciones de crisis política como las que se avecinan, justamente por la forma totalitaria en que gobiernan sus miembros. “Se considera la concepción de un Consejo de Defensa Sudamericano, ya examinado en concreto por Brasil y Venezuela, precisamente para dirimir situaciones conflictivas en forma pacífica, y que se entrelace con los grandes proyectos de integración continental como la UNASUR y el Banco del Sur”.

Los integrantes del Foro reafirman su cosmovisión marxista y materialista, al pretender romper con la Civilización Cristiana Occidental (eurocentrismo), para imponer su visión indigenista, según la cual no hubo ni Conquista ni Evangelización, sino genocidio (etnocentrismo).

Según un cable de la agencia alemana DPA, fechado el 20 de mayo, Daniel Ortega y Fernando Lugo confirmaron su asistencia. Por su parte, según una nota de AFP, fechada el 18 de mayo, Lula da Silva reconoció haber creado el Foro de Sao Paulo, dizque para “educar a la izquierda a comprender que existía la posibilidad de disputar elecciones y ganar por la vía democrática”.

Lo que Lula no dijo, es que –aunque ahora pretendan esconderlo– las FARC son parte integral del Foro de Sao Paulo y que, por lo tanto, sus miembros son culpables de haber compartido durante dieciocho largos años la misma mesa con terroristas, narcotraficantes, asesinos y secuestradores.