Inicio » Noticias

“Chavez es como Hitler, la Unión Europea debe Intervenir”

10 marzo 2007

http://www.iltempo.it/approfondimenti/index.aspx?id=1152325&editionId=5&SectionId=4
Il Tempo – Italia – 10 de marzo de 2007

Habla Alejandro Peña Esclusa: «Que Italia nos ayude, tenemos un eje del terror»

Por: Fabrizio Dell’Orefice
f.dellorefice@iltempo.it

«La situación en Surámerica es como la de Alemania en 1933, inmediatamente después del ascenso de Hitler al poder. El método del presidente de Venezuela es el mismo: Llegar al poder por la via democrática y después transformarla en dictadura».

Alejandro Peña Esclusa, líder de Fuerza Solidaria y principal opositor de Hugo Chávez, no utiliza términos medios al decir que el presidente venezolano sueña con convertirse en el nuevo Fidel Castro. Peña Esclusa está realizando un tour para solicitarle a Europa que intervenga: primero Madrid, luego Roma y el Vaticano
y finalmente Bruselas.

¿Qué está sucediendo en Surámerica?

«La democracia ya está en peligro y Chávez ha instalado en Venezuela un verdadero modelo propio que otros países en el área están copiando».

¿Quienes son estos otros? Está pensando en Evo Morales, presidente de Bolivia?

«Estoy pensando en el modelo totalitario que están instaurando Bolivia, Nicaragua y Ecuador. En general, éste es el modelo en el cual se están inspirando todas las fuerzas políticas que se reúnen en el Foro de Sao Paulo, del cual también forman parte las FARC colombianas, narcotraficantes y guerrilleros».

¿En qué consiste este modelo? ¿Qué hay por detrás de este nuevo comunismo?

«Hay un sistema totalitario. El modelo consiste en que éstas fuerzas políticas toman el poder por la via electoral. Después conforman una Asamblea Constituyente, la cual inmediatamente le otorga poderes especiales al presidente. Luego, se cambia la Constitución y las autoridades judiciales, de manera que, “suavemente” se va instalando la dictadura».

¿Dictadura?

«Sì, hay que llamarla por lo que es. Parece una democracia pero es una dictadura. Chávez ha cambiado las normas electorales eliminando de hecho el voto secreto, cuando fuimos a las urnas para escribir nuestra preferencia y deja nuestra huella digital. En la práctica, el gobierno sabe perfectamente quien ha votado por quien».

¿Y qué pasa después?

«Al que sea un empleado público, el gobierno lo llama para decirle:”¿Votaste contra nosotros?Considérate desempleado”. Y lo mismo aplica para las empresas privadas que tienen contratos con instituciones públicas».

¿También hay limitaciones para los medios?

«Solamente le menciono este caso: El canal más importante y más antiguo de Venezuela, Radio Caracas Television, decidió decir la verdad y Chávez, como respuesta, ya anunció que el próximo mes de mayo le revocará la concesión, es decir, el canal será cerrado».

¿Y para los opositores políticos?

«¿Qué le puedo decir? El gobierno ha abierto tres expedientes contra mí, por instigación a la rebelión. Después de esta entrevista, me harán pagar algún precio y también a usted le tocará algo por entrevistarme. No creo que lo dejen pisar un pié en Venezuela».

La Iglesia ha intervenido tratando de denunciar las limitaciones de libertad. ¿Han habido repercusiones?

«Chávez juega a dividir la Iglesia . Dice que hay jerárcas eclesiásticos corruptos y ricos, mientras que el pueblo es pobre. Dice que es católico, pero ataca costantemente a los católicos».

¿En estos días le ha pedido a la Iglesia que intervenga en forma más contundente?

«Estoy satisfecho con los encuentros que he tenido en el Vaticano, han sido días importantes».

¿Y usted qué le pide a Europa?

«Que no se deje engañar. Chavez es como Hitler. Que Europa no mire hacia otro lado, la situación es dramática pero todavía recuperable. Que Europa no actúe como si no supiera y no viera».

¿Usted está insistiendo para que la Unión Europea intervenga?

«Estoy tomando el avión hacia Bruselas. Sí, espero que la Unión Europea se mueva, también porque toda Suramérica se está volviendo peligrosa por sus relaciones con el terrorismo internacional».

¿A qué se refiere?

«Entre Chávez y Ajmenijad hay más que un entendimiento político. Han suscrito tres acuerdos, pero lo que más me preocupa es lo que está ocurriendo desde hace unos meses. Al dar vueltas por Caracas, se ven multitudes de personas orientales…..».

Bueno, pero eso no significa nada…

«Escúcheme, porque la situación es delicada. Que existan elementos de Hezbollah y Al Qaeda en Venezuela ya ha sido denunciado, también por organismos internacionales. Pero, me temo que no se trate de una simple presencia ».

¿No? ¿Y que otra cosa está ocurriendo?

«Los iraníes han establecido varias industrias en Venezuela. Una de bicicletas».

¿Y por qué le teme a una fabrica de bicicletas?

«Tengo motivos para temer, por el lugar donde se encuentra esta fabrica: Ha sido construída en una zona donde no hay nada alrededor, solo selva. Sin embargo, precisamente en esa zona, se ha encontrado mucho uranio. Entonces, creo que hay bastante de qué procuparse. El eje Venezuela-Iran avanza a toda marcha, considere que hasta ha sido inaugurado un vuelo directo Caracas-Teheran».

¿Y usted qué espera que haga Italia?

«Ante todo, a Italia le hago un llamado de alerta. En Venezuela hay dos millones de italianos o personas de orígen italiano y son los más golpeados porque constituyen sobretodo la clase media y, los que se encuentran en las esferas más altas, son la clase social más afectada por las nacionalizaciones. Desde que Chávez llegó al poder, los italianos han sido victimas de 72 casos de secuestros y atentados».

¿Y qué puede hacer el gobierno de Prodi?

«Es necesaria una iniciativa europea. Pero es importante que los italianos estén atentos porque Chávez es insidioso y está “cortejando” a los alcaldes de las ciudades, cediéndoles grandes cantidades de petróleo a un descuento del 20%. Así hizo con Ken Livingstone, alcalde de Londres, quien ahora no pierde una oportunidad para elogiar las acciones de Chávez y el efecto ha sido enorme. Un acuerdo similar está por concretarse con el alcalde de Florencia. Le pido al alcalde Domenici que no lo haga, porque seguramente no lo sabe: pero está ayudando a una dictadura».

¿Presidente, confía en la ayuda internacional?

«Espero que la comunidad internacional nos ayude. Pero los venezolanos debemos resolver esta situación nosotros mismos. Toda Suramérica debe resolver este problema por sí misma. Nosotros tenemos un gran proyecto de obras de infraesctructura para desarrollar al país y cuando seamos gobierno lo llevaremos a cabo ».